I used to have a netbook…

 

…when it will come back to me again?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Advertisements

¿Quién dijo que la informática no puede ser sexy?

 

Esta foto me la tomaron un día de vacaciones en un campito.  Tengo una expresión rara porque sin los lentes, por poca que sea la luz, no veo nada.

Ecchi Linux

 

La remera es de Ubuntu aunque actualmente uso Fedora por motivos off-topic de este blog.  El motivo por el que la uso es que en un evento un amigo me enredó para que la comprara y al final no tuve más remedio que hacerlo aunque ya no estaba usando ese sistema operativo.  Me consuela pensar que los dibujos de Ubuntu son más bonitos que los de Fedora… 😛

Más información vean acá:

http://www.ubuntu.org.uy/

http://fedora-uy.org/

 

Enjoy it!

Las últimas fotos del DAL

 

Como había prometido, aquí van las fotos de personas que participaron.  No son todas, había más gente pero las elegí más por su calidad que por su valor “testimonial”.  Espero que les gusten.

Sergio y yo planeando el trabajo

 

Reporte de accidentes de tránsito

 

Andrés Ambrois meditando

 

"Los hijos de Obdulio"

 

NOTAS:  En donde señalo que es Andrés Ambrois pensando me baso en una certeza razonable.  Si alguien se reconoce en la foto y no es Andrés, hágamelo saber que cambio la etiqueta con gusto.

Lo otro es que estas fotos no son mías, fueron tomadas por Gabriela Rodríguez (Gabelula).

 

Hay algunas fotos más en el flickr de Gabelula.

 

 

Para no perder las fotos

¡Hola a todos!

Hoy les traigo algunos pequeños consejos para evitar las ya clásicas y catastróficas pérdidas de fotos.  Antes que nada aviso que uso GNU/Linux en cualquiera de sus formas, por lo que me voy a extender un poco más sobre esa plataforma, pero también incluyo consejos generales.

      Las fotos de papel    ¿Cuántas veces pasó que alguien nos regaló un foto?  Luego pasa el tiempo y nos damos cuenta que ya está a punto de echarse a perder, pero claro está no nos regalaron una copia del negativo.  O bien, tomamos unas fotos preciosas pero con el tiempo, mudanzas (o accidentes de cualquier clase) mediante, se perdieron los negativos o están en mal estado.

Bueno, ante todo no se debe esperar a que las fotos se arruinen porque lamento avisarles que las fotos siempre se arruinan y hay un punto en el que no hay Photoshop ni Gimp que valga.  No se arreglan.  Por ése motivo lo mejor es ir escaneando las fotos en papel y guardándolas en dos lugares distintos, por ejemplo: un sitio web y un cd de fotos.  No esperen a tener 2 GBs de fotos para guardarlas;  creen un cd multisesión y vayan grabándolas por tandas, a medida que escanean nuevas fotos.  Si no tienen el scanner en casa, elijan las que consideren mejores o más apreciadas y vayan escaneando esas en un cyber.  Lento, pero seguro.

     Las fotos de la cámara No esperen a llenar la tarjeta de memoria ni a que se terminen las vacaciones o el viajecito que se están mandando.  Guarden las fotos por tandas cada vez que encuentren un cyber.  Si se han ido a Timbuctú sin siquiera una netbook, esperen hasta llegar a una muestra de civilización.  Pero una vez allí, ¡no demoren!  Busquen una computadora disponible y hagan respaldo de las fotos.

Recuerden que las cámaras, como todo artefacto valioso y electrónico, siempre está en peligro de ser robado o de sufrir un accidente.  Ya es bastante malo que una Nikon de 500 dólares se caiga a las cataratas del Iguazú, no empeoremos  la situación perdiendo además todas nuestras tomas.

La forma de hacer el respaldo es simple.  Acostúmbrense a llevar un par de cds y un pendrive.  Así si por algún motivo no pueden usar el pendrive siempre pueden grabar o pedir que les graben las fotos en un cd.

Las fotos del celular   Cuanto mejor es el celular y más fina es su cámara, mayor peligro de que se los roben.  Es horrible perder todos los datos, al menos conservemos la mayor parte de las fotos.  Hay dos maneras de hacer ésto.  Una es sacando la tarjeta de memoria y metiéndola en un lector de tarjetas.  La otra es enchufando todo el celular vía USB a la computadora.  Cualquiera de las dos maneras sirve.  La cuestión es que el sistema tome la tarjeta de memoria como un pendrive y lo abra con el navegador de archivos.  Allí podrán copiar las fotos para pegarlas en su propia carpeta de usuario, o, si quieren desalojar espacio en la tarjeta, mover todas las fotos.  Como con las otras, traten de respaldarlas en más de un medio.

       “Tengo muchas fotos, ya no recuerdo cuál fue la última que respaldé”   Bueno, en Linux existen dos posibilidades:  ponerle un emblema o cambiarle el ícono a la última foto.  Es una manera de poner una banderita que indique  “Aquí me quedé”.  La elección depende de los gustos y de los escritorios, ya que KDE no usa emblemas.

A los que usen Windows y piensen que hablo en chino, siempre les queda la opción de cambiarle el nombre a la última foto.  Algo así como “Backup 1”, “Backup 2”, etc.  u otro nombre que le marque a partir de qué foto tiene que continuar el respaldo.  Si se les ocurre otra solución, pueden postearla aquí, así aprendemos todos.

        “No tengo CDs ni DVDs ni un miserable pendrive. Los olvidé/perdí/lo-que-sea”   ¡No deseperes!  Todavía podés respaldar las fotos enviándolas por correo.  Si no tenés otra cuenta y/o no querés enviársela a nadie, simplemente te enviás las fotos por correo a vos mismo.

Bueno, espero que les haya gustado y que les resulte útil.  Y recuerden la regla de oro:

Backup! Backup! Backup!