Un zombie en casa

Sentí ruido, me levante y vi que salía este muerto viviente de entre las sombras.  Aterrorizada, sólo atiné a sacarle una foto para que quedara una prueba material de su existencia, luego de mi muerte.

Aquí está:

el zombie avanza

Por suerte no se dio cuenta que yo estaba allí, quieta y siguió de largo hasta desplomarse en un sillón al fondo de casa.